Friday, September 30, 2016

HAPPINESS

Mi nombre es Héctor y no busco la felicidad. Suena raro? Pues no! ,tan solo estoy cansado de tanto mensaje positivo, tanta frase inspiradora, de tanta gente forzando ese estado de libertad y felicidad permanente. 
Facebook, Twiter, Instagram, etc, etc; cualquier rincón de la web donde una gran cantidad de pseudo profetas e inspiradores libres del mundo interpretan un papel que a veces raya la más absurda incredulidad. Me cuesta creer que ellos mismos vivan su "verdad" con tanta emoción.
Queremos ser los más naturales, los más sanos, los más empáticos, los más generosos, los que menos necesitan de la tecnología.... 
 La vida es bella sí!, pero la vida también es horrible, dantesca, cruel y aburrida. Creo haber conocido varios de esos aspectos, por lo que me limito simplemente a vivir, a sufrir cuando duele, a llorar cuando es triste, a reír de lo gracioso y a disfrutar de lo que así me venga. No estoy inmóvil esperando que "algo" pase, por lo que interactúo con mi entorno y trato de trazar mi propio rumbo.
No espero nada especial, ni tengo un sueño que cumplir, ni una misión importante, lo cual no resta interés en muchas cosas que hago, pienso o digo. No soy profeta ni una estrella del cibermundo.
Si tienes la suerte o desgracia de conocerme descubrirás que amo con pasión, que me entrego sin límites, sin consecuencias. Que se escuchar y que a veces hablo poco, pero que otras lo hago mucho. Verás que soy feo pero que puedo aparentar, que parezco misterioso y luego soy muy simple. Que me frustro, que lloro y me cabreo. Que contesto mal a veces y otras parezco educado. Que miento y a la vez odio la mentira. Que me canso, me aburro y me escaqueo, pero que también sigo marchando hasta caer exhausto. Que no tengo límites pero que hay días que ni te plantees llamarme. Que voy a lo mío y que me abandono por otros.
No soy nadie especial ni diferente y es por ello que quizá veas algo interesante en lo que escribo, precisamente porque soy normal.
Me encanta el deporte, la montaña, los picos blancos, los acantilados y el mar...
Y a veces necesito el silencio y no decir nada, solo observar.

Ese soy yo, que no espera nada bueno de la vida, ni nada malo, tan solo vivirla, lo cual no signifique que  no me guste.
No necesito plantearme si soy feliz, ni se si esto es algo bueno o malo porque no me lo pregunto.
Qué te preguntas tú? Qué esperas o buscas?

1 comment:

Anonymous said...

La felicidad no existe. Es tan sólo un estado mental...