Monday, October 31, 2011

STARTING UP APROVED

Publicar entrada
Esta es la frase que empleamos para comunicar la autorización para arrancar los motores a las aeronaves.
En mi caso y , deportivamente hablando, esta puesta en marcha ya se ha hecho efectiva.
Tras dos primeras semanas, que he denominado de adaptación, me siento preparado par afrontar de manera programada y disciplinada los entrenamientos de cara a los diversos objetivos de esta nueva temporada.
Como punto fuerte estará Lanzarote, pero, no cabe duda, que debido a lo incierto de mi trabajo, pienso tomarme cada hito deportivo como un objetivo prioritario, aunque formen parte de un largo camino de cara a los 226 kms...
El hecho es que trato de enfocar las cosas desde otro punto de vista: el Ironman es solo el pretexto para poder hacer todo lo demás.
Veremos que sale de todo esto y como se pueden afrontar las fechas claves con las posibles salidas por cuestiones laborales, etc...
Sin llegar a sentirme más de lo que realmente se que soy, me consta, y mucho, que a medida que el tiempo pasa, acumulo no solo experiencia, sino sabiduría, temple y paciencia, además de kms de carretera, caminos y metros en el agua.
Este hecho hace que me sienta cada vez más capaz de asimilar los entrenamientos, de no necesitar tanta preparación previa siempre que se mantengan unos mínimos decentes para eso que me ha gustado denominar el entramado capilar. Algo que sucede en nuestro interior de la misma forma y con la misma periodicidad como la que nos trae el otoño y el invierno cada ciclo anual.
Esos matices, la férrea voluntad de creer que la mejora no tiene límites siempre y cuando uno haga de verdad por buscar esos aspectos a mejorar y mucha mucha ilusión por disfrutar de lo diferente de cada día y cada entrenamiento, serán piezas clave en esta nueva singladura.
Está claro que la cosa requiere de ese apoyo incondicional de la familia, sometiéndola a duros sacrificios y debiendo corresponder de igual manera a sus necesidades.
La lesión en el tendón de Aquiles no está del todo erradicada, permaneciendo aletargada, pero escuchando a mi cuerpo siento que puedo comenzar a entrenar si no dejo de prestarle la debida atención. La cosa es que no es el propio tendón quien tiene el problema, sino una de sus ramificaciones. Casi más ha parecido un pequeño esguince (cosa que , hasta cierto punto, no dudo...).
Todo empieza de forma tranquila, aunque con un volumen importante en carrera a pie de cara a la maratón de la Base.
No!, no es que pretenda preparar una maratón en cuatro semanas, porque aunque sea el comienzo no parto de cero, y aunque sean 42 kms tampoco me he propuesto nada en concreto, solamente estar allí ese día y participar de la forma mejor posible (en el sentido del bienestar y no de obtención de resultados) en un evento deportivo que me interesa.
Y poco más que contar, que seguimos encajando las piezas del tetris como mejor se puede.
Hala pues!.

2 comments:

DAVID MÁRQUEZ (waltrapa) said...

La pregunta del millón??? Puedo participar???. Ya sabes como soy...

Juan Jose Quiñones Pina said...

dejate de lagrimitas cocodrilo,vete pa el mcdonals ya y te jartas de happymeal,y el sabado me cuentas por la mañ tempranito en el circuito extremo,que saldre como a usted le gusta,con ojos de buho!!