Thursday, November 26, 2009

SOBRE LAS MENTIRAS


Elegimos andar un camino desagradable..., Sí, lo elegimos. Y lo hicimos libremente.

Elegimos el silencio, aunque a veces te obligue a morderte la boca, a tragarte tus principios. Lo elegimos sin estar coaccionados.

Elegimos ser los primeros, aunque esto suponga llegar los últimos a casa. Sí, también libremente...

Elegimos la soledad como forma de vida, aunque estemos rodeados de miles de personas...

Elegimos volver cuando hiciera falta..., sin preguntar cuándo se sale...

Elegimos dejar de lado a la familia, porque existe otra familia de millones de personas que atender...

Elegimos hacer lo que nadie quiere hacer, porque alguien tiene que hacerlo. También ahí fuimos libres en nuestra elección.

Elegimos cargar con el peso de la cara más despreciable del hombre, porque forma parte de nuestra naturaleza y porque siempre es mejor que sólo unos pocos la lleven a cabo...

Elegimos tantas cosas....

Lo curioso, es que no lo hicimos por nosotros, lo hicimos por ellos, por su bienestar, su seguridad, su forma de vida, para que su libertad permanezca inalterable y puedan seguir despreciándonos, minguneándonos, faltándonos al respeto, utilizándonos a su antojo, aprovechándose de nosotros...

Solo pedimos un cosa...., al menos yo,

que nos llamen por nuestro nombre,

que nos dejen trabajar en nuestro trabajo,

y si lo que hacemos es horrible, pues que se oculte en los cajones.

Que difícil se hace el día a día cuando te dan tantas hostias y tantas puñaladas traperas.

No se qué es peor, si un enemigo externo que al fin y al cabo pelea por su causa, o que desde tu bando te estén torpedeando constantemente...

Cuantas mentiras se han contado...., cuantas....

Y yo me pregunto...., ¿quién gana con esto?


Aunque esto no va de Triathlon, lo siento, esta semana han sido muchos palos en el mismo sitio.

3 comments:

sina said...

Lo siento... y ánimos!! Te sigo!

Valkyrie said...

Pues yo estoy dispuesta siempre a escuchar las versiones de "los otros". Y ahora, los otros sois vosotros.

A pesar de todo, supongo que te animará un poco el pensar que muchos nos sabemos tranquilos y orgullosos cuando advertimos que estáis ahí para darlo todo.
Es bonito, es meritorio, es necesario...

A remontar, Héctor! Y a seguir haciéndolo igual de bien...

Ánimo!

Natividad said...

Como bien dices "eliges tu camino",trazas las distancias,traspasas las metas,aguantas el tirón bajo la lluvia...y luego ganas.

No vale quejarse de un camino si eres tú el que lo camina,
no sirve de nada excusar una elección en el bien de "otros",que otros?

Nadie te pidió ser el héroe de sus caminos,
debes serlo primero,del tuyo.

Un abrazo!